Nikki Palomino – Dazed: The Film

INTERVIEW IN ENGLISH AND SPANISH/ENTREVISTA EN INGLÉS Y ESPAÑOL

If you want to read this interview in English, please visit: http://punkglobe.com/nikkipalpminointerview0316.php
Check out Nikki Palomino’s Dazed and all updates! (in English):

http://www.dazedthestory.com

(SPANISH VERSION/VERSIÓN EN ESPAÑOL):

533042_3293937345563_716761930_nNikki Palomino pasó su juventud siendo músico dentro de la escena grunge, punk/ rock. Desde Nueva York a Los Ángeles, en un ambiente poco recomendable en donde era fácil caer en el infierno de las drogas y el alcohol, esta artista llegó a tocar con su banda en clubs como CBGB y The Bottom Line. Lejos de caer en un abismo sin salida, Nikki pronto empezó a escribir y con ello logró abrirse camino publicando relatos cortos desde el género de terror, al erótico y pasando incluso por historias de detectives. En el año 2003, ganó un premio al mejor relato de ficción en Writer’s Digest y comenzó a trabajar como periodista de rock en Los Angeles Country Examiner, Buddy Magazine, Houston Chronicle y más recientemente en las revistas Punk Globe Magazine, UK Louder than War y Steel Notes Magazine. Su trabajo en este campo le hizo plantearse ser productora y guionista fundando su propia compañía, Palomino Sisters Productions. En el 2004, realizó el film negro The Baby, y en el 2007 The Rug, ganando un premio al mejor corto de comedia que se acabó convirtiendo en un episodio piloto, bajo el título Our Way of Life, lo bastante bueno para interesar a la Fox y ABC. Su serie de novelas Dazed, inspiradas en su amistad con el líder de Nirvana Kurt Cobain, le han llevado a realizar el largometraje del mismo nombre en el que cuenta con la colaboración de importantes nombres en la escena norteamericana de películas y anuncios como el director Jason Herring (Mike and Molly, Will & Grace) y Ezra Spurrier.

Dazed es la durísima historia de Eric, un joven homosexual atrapado en el mundo de las drogas y su lucha por la supervivencia. Con una compleja trama de personajes, Nikki Palomino realiza un extraordinario retrato psicológico y el conflicto interno de cada uno, con un mensaje positivo hacia los jóvenes para que se alejen de ese camino y los que ya están ahí, que tengan fuerzas para salir y recuperar sus vidas. Por si fuera poco, Nikki es además locutora en el programa de radio online Dazed en Los Ángeles, en donde promociona todo tipo de artistas de diversas nacionalidades, músicos, escritores, guionistas o directores, sean conocidos o no, ayudando a que la escena independiente encuentre su voz un paso más cerca de Hollywood.

SADIE DUARTE: Tu película de cine negro Baby se estrenó en el año 2004. ¿Cómo recuerdas esos días?
NIKKI PALOMINO: Baby era originalmente un relato corto que escribí y que junto con mi hermana Polly decidimos adaptar para película. Mi hermana es actriz y yo tenía experiencia en el cine. Solía ayudar a mi padre a editar a mano los films y más tarde estudié periodismo, arte y cinematografía en las universidades de St. Thomas y Rice. Anteriormente, una película mía en blanco y negro, Tracks, fue elegida para para ser enviada a Rusia y representar a los estudiantes americanos. Tuve que encargar película en blanco y negro a Alemania porque ya no la vendían en USA. Usaba la cámara de mi padre y en los festivales, tenía que emplear su proyector. Con esto presente, Baby está ambientada en 1962 y trata de una pareja que tiene un bebé. Después de que el hermano del Padre Bud, Joe Pete, es liberado de prisión, encuentra a esta pareja. Convence a Bud para que venda el niño a una enfermera de Oklahoma por diez mil dólares. Bud acepta, pero cambia de opinión cuando Pete intenta violar a Chrissie, la madre del bebé. El conflicto es la clave de la narración y se limita el diálogo para que las imágenes visuales hablen por sí mismas. No es Bud quien dispara a Joe Pete, sino Chrissie que se convierte en la leona que protege a su cachorro. En palabras de Samuel Fuller: “Una película es como un campo de batalla. Hay amor, odio, acción, violencia, muerte. En una palabra: emociones”. Para ahorrar dinero, mi hermana compró una muñeca realista para dar vida al bebé, luces de neón, etc. y cuando el film ya se terminó, devolvió todas las cosas en perfecto estado y le reintegraron el dinero. Pedimos prestado un T-Bird de 1962 a una señora que lo usaba en exposiciones de arte de coches. Usamos un foco enorme para el efecto de la escalera oscura y la habitación del motel. Encontramos un motel antes de ser remodelado y con un look sesentero que encajaba perfectamente. Con poco presupuesto uno tiene que tener activa la imaginación. Las hermanas Palomino (The Palomino Sisters) producimos la película, escribimos el guión y contratamos a un graduado de Nueva York para filmar. Los técnicos eran amigos nuestros y yo colaboré en la realización de la banda sonora.
Más adelante, en el 2007, decidiste filmar The Rug. ¿Cómo tuviste la idea?
Sentí la necesidad de escaparme a Nueva York con anterioridad. Había sido músico y compositora grunge, punk/ rock y quería también cubrir el espacio de música de las revistas. Un día, me subí al tren B desde Coney Island hasta Manhattan y me bajé en la parada equivocada. Encontré un apartamento barato en Bensonhurst, una barriada de Brooklyn y lo alquilé. Poco sabía entonces que estaba en el vecindario de la familia de la mafia italiana Gambino dirigida por John Gotti y su jefazo Sammy Gravano “El Toro”. Sabía muy poco sobre ello, pero me fascinó. Nunca vuelvas la espalda a dos cosas: la oportunidad y lo que ves. La memoria se convierte en tu cámara. Así que acabé escribiendo The Rug sobre dos diablillos que sabían lo que hacer para pasar de la Seguridad Social o una pensión cuando no daban golpes o asesinaban. Sonny tiene un sobrino tontorrón, Frankie y se figura que puede usarlo de varias formas para ayudarle a hacer los trabajos, incluso metiéndolo en los asuntos. El colega de Sony, Al, con una ex mujer ambiciosa y problemas de espalda, no le queda más remedio que aceptar. El jefe de la banda, Carmine, ha fallecido y Sonny espera ocupar su lugar. Si eso sucede, se les soluciona a ambos el tema. Hasta entonces, tienen que asesinar al tipo que se cargó a Carmine. Frankie se gana la vida haciendo “traslados” y Sonny le convence para que lleve una alfombra a casa de la viuda de Carmine, omitiendo la parte en la que hay un cuerpo envuelto en ella. El conflicto de la comedia negra también resuena cuando el sobrino Frankie sospecha que su madre, la hermana de Sonny, siempre está hablando del Jefe Vinnie P y de Sonny. Era el escenario perfecto para un cortometraje. Filmamos en Los Ángeles y contratamos al director Chris Dollard y a actores profesionales que conocíamos. Teníamos amigos que nos ayudaron con la comida y yendo de un lado al otro. La película funcionó y los dos diablillos eran de la costa este y crecieron conociendo el tema, con lo cual, sus acentos eran perfectos. Así que cuando participamos en los festivales, el corto empezó a ganar. Polly y yo nos sorprendimos de estar compitiendo con películas de tres millones de dólares. En 2008, convertimos The Rug en un episodio piloto, Our Way of Life, (Nuestra Manera de Vivir), centrándonos en la decepción que siente Sonny cuando el jefe de la mafia Vinni P. pone a la gente de Carmine en manos de su sobrino, un chico de la edad de Frankie. Conocía a gente de la Fox y ABC y lo dejamos en sus manos. Como la mayoría de las películas, pueden aprovecharlo, pero la gente cambia mucho de parecer y de pronto te lo tiran y nada sucede.

SADIE DUARTE: Siendo mujer y viviendo en Los Ángeles, ¿encontraste grandes obstáculos para convertirte en artista?
NIKKI PALOMINO: La industria del cine siempre ha estado dominada por hombres. Todo esto significa que una mujer tiene que ser más fuerte, mejor y deseosa de correr riesgos. Mi director de Dazed: The Film, Jason Herring, viene de una larga historia de artistas en el negocio. Su madre fue la primera mujer directora de comedia de situación para Aaron Spelling y dirigió shows como Laverne y Shirley. Mide 1,80m y por su amor a los caballos, ha abandonado su silla de directora para sentarse en una de montar. Una mujer tiene que hacer algo para sobresalir y que se den cuenta que está ahí. Una mujer alta y rubia en una silla de jinete lanzó una afirmación. Su talento hizo el resto.

dazed-adSADIE DUARTE: Tu novela Dazed (The Story of a Grunge Rocker) forma parte de una trilogía que trata sobre el mundo de la drogadicción. Una historia dura, pero después de leerla, da un mensaje positivo para la gente joven y cómo deben mantenerse al margen de todo ello. Y ahora, estás haciendo la película. ¿Cuándo podrán verla los espectadores?
NIKKI PALOMINO: Contactó conmigo una escritora de género erótico que me dijo que el mercado estaba creciendo. Respondí rápidamente diciendo que no tenía nada sobre lo que escribir. Al día siguiente, pensé en Kurt Cobain cuando él solía venir a casa, se colocaba y divagaba sobre su vida. Tenía un amigo que era homosexual en el instituto. Tocaba la guitarra y le gustaba la misma clase de música. Mientras se hicieron más amigos, Kurt estaba encantado de tener a alguien con quien salir y dejó que la gente creyera que era gay también. Esto fui así hasta que le pegaron y su madre le impidió que viera a su amigo. Yo sabía que tenía una historia. Habiendo sido músico, tocando en el CBGB y otros clubs y locales, entendía la vida, la adicción y lo que pensaba que valía pena conseguir. Mi primera editorial, Silver, lo compró rápidamente. New Haven Publishing LTD UK, volvió a lanzar la primera novela y ya ha publicado la segunda de la serie. La película empezó como una idea para el trailer del libro. Pero estoy en Los Ángeles. Tenía que ser algo que yo pudiera utilizar más que solamente un trailer de novela. Así que Jason Herring, director dentro de la cadena CBS y yo unimos fuerzas y empezamos a formular lo que podía ser un largometraje para festivales y con nuestras conexiones, una película con resonancia.

nikkidazednuevosSADIE DUARTE: Rodar un film como Dazed no es nunca fácil. Háblamos del proceso empezando por la pre-producción.
NIKKI PALOMINO: No te puedes quedar estancado con un guión. Jason y yo lo llevamos más allá añadiendo diálogos que yo escribí para los personajes principales. Cuando Jason, Ezra Spurrier, creativo, editor y yo nos conocimos, nos empapamos de ideas artísticas. Yo quería un sentimiento a lo Andy Warhol. Después de esa noche, decidimos añadir el look de colores y ambiente oscuro, sórdido de Warhol, David Lynch y Danny Boyle. También pusimos una habitación de un motel donde el protagonista, Eric, estuvo en una ocasión con la prostituta Wink mientras él vivía en las calles de Portland, Oregón. Llevaríamos a los personajes hasta esa habitación. La ambientación estaba lista. Las ideas de la luz, cámaras y tomas encajaban en su lugar. Decidimos que no habría diálogo, sólo juego visual del declive de Eric. Entonces supe que en lugar de novatos, necesitaba actores reales. Empecé a buscar y la historia tomó forma de un modo que representa la serie Dazed pero que funciona por sí sola como película. Nos hemos decidido por un trailer de tres minutos que no quieres que termine y después de verlo, te dices a ti mismo que necesitas más. Esa es la manera en la que se rodaban los trailers hace mucho tiempo. En lugar de ver lo mejor de la película, el trailer no incluía ni una escena de la película. La idea era que desearas ir al cine. Esa es la base. Quieres saber por qué y cómo Eric sobrevive a esa descripción visual.

SADIE DUARTE: Todos sabemos que no se puede hacer una película sin dinero y no es fácil conseguirlo. ¿Lanzaste alguna campaña para recaudar fondos?
NIKKI PALOMINO: Tenía el presupuesto y donaciones de comida, pero busqué algo más para rodar el mejor film. Puedo vivir a base de comida barata fácilmente. Guardo cada dólar y no soy tacaña si necesitamos más dinero en efectivo.

SADIE DUARTE: ¿Escribiste también el guión para Dazed, la película?
NIKKI PALOMINO: Soy responsable de lo que sucede en el guión porque escribí los libros. Sé lo que representa el declive de Eric. Pero nunca me paro ahí. Estoy abierta a añadir ideas y cambios porque no creo que la historia deba estancarse si permanecemos en el espíritu del protagonista. Los cineastas y actores verdaderos están todos en esta misma onda.

SADIE DUARTE: ¿Nos puedes hablar de los personajes y la trama? ¿Hay mucha diferencia con la trilogía?
NIKKI PALOMINO: No hay diferencias porque escribo visualmente. La película es tan cruda e inflexible como los libros, lo que permite a la audiencia usar su imaginación. El film combina la esencia de las novelas de la serie Dazed.

SADIE DUARTE: Has reunido a los mejores para Dazed como el director Jason Herring y el editor Ezra Spurrier. Ambos son famosos cineastas con brillantes curriculums. ¿Cómo es trabajar con ellos?
NIKKI PALOMINO: Ambos han trabajado juntos en muchas películas. Son el Yin y el Yang de la genialidad artística. Como Eric es un artista, músico grunge/rock y escritor, lo visual tenía que representar su esencia. Jason hizo mis fotos durante varios días. Añadir a Ezra completa un buen equipo. Estamos todos emocionados y llevamos la pasión a la película como Eric la lleva a las páginas de Dazed.

SADIE DUARTE: Estoy convencida que es un reto filmar una historia como Dazed. ¿Fue fácil para ti encontrar el elenco apropiado y el equipo técnico?
NIKKI PALOMINO: David Brackett, and Courtney Palm son los actores principales pero también hay cameos y extras. Ginger Coyote y el batería Johnny Ray aparecen como invitados especiales. La ayudante de la película es Ashley Evans, publicista y estudiante de cine. Tate Whitney es la estilista y Kellie Groggins, la maquilladora. Sigue siempre a tus instintos y trae a gente al plató cuyas personalidades funcionen bien. Si no, pierdes tiempo y dinero. Hacer una película implica que todos estemos casados. Elige sabiamente.

SADIE DUARTE: Como también eres músico, apuesto que Dazed tendrá una banda sonora potente. ¿Qué clase de música te gustaría para tu película? ¿Deberíamos esperar un drama musical?
NIKKI PALOMINO: El tema de Brian Kroll, Don’t Play Dead, es increíble. Nos pasamos un día buscando entre un montón de material. Todo se podía usar. Pero cuando él tocó Don´t Play Dead, no había duda que la música representaba la pasión de Eric. La adicción es el abismo oscuro del que un drogadicto constantemente intenta salir. La música tenía que reflejar esa lucha.

SADIE DUARTE: Eres una escritora/guionista sobresaliente. ¿Dónde encuentras inspiración?
NIKKI PALOMINO: Solamente tengo que mirar dentro para que fluya la corriente del oro. El viento me ha llenado de experiencia. Un reflejo sombrío en el espejo se convierte en un mundo de imágenes fantasmales del pasado y el por qué deberían importar en el futuro o ahora o quién debería ser. Yo digo que un escritor se enamora de una historia como un hombre se enamora de una mujer. Las historias están en todas partes. Todos los artistas deberían entender ese concepto.

SADIE DUARTE: Tu vida nunca ha sido un camino de rosas. Eres una superviviente. Y tu coraje te ha convertido en una mujer de éxito. ¿Qué consejo darías a las personas que piensan que son un desastre y que no merece la pena luchar por los sueños?
NIKKI PALOMINO: Que tengan pelotas. La esperanza espera en cada esquina, en cada callejón, entre los campos frondosos de hierba, en la casa de tu abuela. Mirar dentro y buscar la corriente que lleva el oro depende de ti.

SADIE DUARTE: ¿Tienes otros proyectos en perspectiva?
NIKKI PALOMINO: Estoy colaborando en un libro de crímenes reales, The Last Gentleman Smuggler, con el más grande contrabandista de droga de todos los tiempos, responsable de cazar a Manuel Noriega y de agitar la involucración de USA para mantener la Guerra contra las Drogas activa durante el gobierno de Reagan y Bush, Steven M. Kalish. Su historia es lo bastante increíble para hacer una película.

SADIE DUARTE: ¿Cómo pueden los lectores contactar contigo?
NIKKI PALOMINO: Mi correo electrónico: nikkipalomino@yahoo.com

https://www.facebook.com/groups/dazedradioshow/

Página web personal (en proceso de actualización):
http://nikkipalomino.com/
Sobre Ezra Spurrier:

https://youtu.be/CU70J-3i_kY

Advertisements